jueves, 17 de enero de 2008

Azul


¿Cuando no es un adios?
Eso nunca se sabra
pero camine a verte sin dudarlo

A lo mejor amigo esta vez ha sido la ultima
a lo mejor amigo esta vez ha sido un hasta luego
porque para mi no hay un adios

Guardare en la pequeña gran cajita de mis recuerdos
tus ojos azules, tus consejos de padre y tu amistad fraternal
tu calido abrazo, sin ni siquiera tocarme
todo eso que a mi no me dio tiempo a sentir
y que gracias a ti pude rozar

Tu dolor es el nuestro
Tu dolor es para evitar el nuestro
sera justo?
sera bueno?

Azul y etereo para siempre
como el azul de tus ojos
que siempre recordare







Dios mio pero que te he hecho yo...

2 comentarios:

pagina122 dijo...

Guarda eso pekeña. Quédate con ese tesoro por que es el más importante que nos pueden y podemos dar y conservar en esta vida.
A veces nos miramos tanto el ombligo que no reparamos en que a los demás les puedan ocurrir cosas infinitamente más importantes. Y si sirve de disculpa, no sabia..
(También yo he pensado estos días que estaba viviendo un adiós)Lo siento.Un beso

MaRnEzZ dijo...

No si esta bien mirarse el propio ombligo
la putada es que la gente tiene paciencia, limitada.
Segun veo yo estoy en epoca de despedidas
una mas que otra menos la verdad es que ya me resbala bastante
empezare a hacer las cosas asi que ya esta bien de tomarme el pelo